content top

Campos de concentración, sus verdaderos creadores

El concepto de campo de concentración quedó desde la Solución Final, vinculado de forma exclusiva al régimen Nacional – Socialista y más concretamente a su programa de exterminio de las “razas inferiores” europeas. En raras ocasiones se hace mención al concepto de campo de concentración para referirse a otros Emily-Hobhouse-Boer-War-Images-Anglo-Boer-War-Concentration-Campsmuchos ejemplos históricos que poco tienen que ver con el régimen nazi y que con todo, se dieron años antes, incluso décadas antes de que los nazis lo utilizaran en toda la Europa central y oriental.

Si bien los nazis y sus secuaces elevaron a nuevas cotas la producción en cadena del asesinato y tecnificaron todo el proceso hasta extremos poco racionalizables, la idea de deshacerse de “razas inferiores” y “elementos indeseables” en una región conquistada para dar paso a “colonos civilizados”, se dio por primera vez de forma sistemática y deliberada durante la conocida como Guerra de los Boers (más concretamente durante la Segunda Guerra Boer) que enfrentó al Imperio Británico contra los colonos holandeses (boers) que se habían establecido siglos atrás en el sur de África.

Durante la guerra de los Boers, muchos civiles holandeses huyeron de las zonas rurales después de que los soldados británicos ejecutaran una política de tierra quemada consistente en la destrucción de granjas boers (quema de viviendas, matanza del ganado, envenenamiento de pozos, etc) que evitara cualquier tipo de ayuda que estas 250px-Horatio_Herbert_Kitchenerpudieran ofrecer a los guerrilleros Boers. Frederick Roberts, mariscal de campo británico y uno de los mayores estrategas de la época Victoriana, creo una serie de campos donde para dar cobijo a los civiles boers desplazados por la guerra.

Roberts, tras la captura de Bloemfontein (capital del Estado Libre de Orange), Johannesburgo y Pretoria y tras haber derrotado a los comandos bóer en Bergendal, deja Sudáfrica y le reemplaza Horatio Herbert Kitchener, Primer Conde de Kitchener, un destacado militar y político británico de origen irlandés con una gran trayectoria.

Una vez que Kitchener se hizo con el control de los campos, organizó estos en el primer sistema organizado de campos de concentración de la Historia. Se estima que no menos de 20 mil mujeres, niños y hombres bóers, civiles todos ellos murieron de hambre y de falta de atención entre los años 1900 y el final de BoerConcentrationCampVanZylLizziela guerra dos años después. Tampoco nos podemos olvidar los no menos de 10.000 africanos que murieron también en los campos.  Kitchener, que había obtenido una gran popularidad en Gran Bretaña tras una carrera militar llena de éxitos imperiales, vio esta vez como las críticas se generalizaron no sólo en Sudáfrica (como sería normal), sino también en Gran Bretaña, el resto de Europa.

Emily Hobhouse fue una de las activistas británicas que más visibilizó esta política exterior consiguiendo llamar la atención de la opinión pública británica como delegada de la Fundación para Mujeres y Niños Sudafricanos Damnificados.  Tras visitar algunos campos del Estado Libre de Orange, Emily recopiló información sobre los problemas que padecían los internos y a su vuelta al Reino Unido publicó todos los datos en un informe.

El informe de Emily Hobhouse indignó a la mayoría de los británicos y provocó la creación de la Comisión Fawcett, cuyos miembros visitaron los campos (entre agosto y diciembre de 1901)  y reconocieron todo lo publicado. La comisión se mostró muy critica e instaron a mejorar la alimentación y la sanidad de los internos, lo que llevó a que la tasa de mortalidad anual descendiera del 6,9% al 2% hacia febrero de 1902.

BoerConcentrationCamps2Si se lee el breve resumen que nos hace Mark Twain en su libro, Siguiendo el ecuador, entenderemos que los británicos utilizaron a la población civil como rehenes en vista de su escasa efectividad contra la excelente guerra de guerrillas que plantearon los Boers a los británicos, muy superiores tanto en armamento como en tropas.

La guerra que iniciaron los británicos por el control de Sudáfrica, conllevo la creación de 45 campos de concentración donde se recluyó a la mayoría de la población civil boer de y Transvaal, unas 119.000 personas. También se recluyó con ella, a no menos de 43.000 africanos, familias enteras que servían a los boers.

A día de hoy, la “Solución Final al problema Boer”, continua siendo apenas conocida por la opinión pública y poco tratada a nivel académico y periodístico. Un buen ejemplo de cuando la historia la hacen los vencedores.

FUENTES Y MAS INFORMACION :

  • Atlas histórico del mundo. John Haywood (pag. 194. Las guerras anglo boers de Sudáfrica).
  • Informe Emily Hobhouse.
  • Comisión Fawcett.
  • Siguiendo el ecuador. Mark Twain
  • Warner, Philip Kitchener: The Man Behind the Legend Cassell; New Ed edition
  • Documental. La guerra de los Boer. BBC (The Boer War)
  • A Boer Girl’s Memories of the War. Hester Johanna Maria Uys (Entrevista con Errol Lincoln Uys, 1970). http://www.erroluys.com/BoerWarChildsStory.htm
  • The Anglo-Boer War II: Concentration camps. http://myfundi.co.za/e/The_Anglo-Boer_War_II:_Concentration_camps
  • Second Boer War. http://library.kiwix.org:4201/A/Second_Boer_War.html



6 Responses to “Campos de concentración, sus verdaderos creadores”

  1. Alex dice:

    Vamos, los campos de concentración, o la «reconcentración» es una invención española, concretamente de Valeriano Weyler en la guerra de Cuba. ¿Cuando España va afrontar su pasado -y presente- ultranacionalista? Porque de eso trata el «nacionalismo bansl» o el tan socorrido «los nacionalistas son los otros»…

  2. Redaccion dice:

    Gracias por tu comentario Alex.

    No obstante y ateniéndome a una definición técnica de “campo de concentración” (lo cual no significa que vayamos a subestimar el daño producido por las políticas imperialistas de España en Cuba), no podemos comparar la campaña de “Reconcentración de Weyler” con las políticas de “campos” de Kitchener y los boers en Sudafrica, tanto por la amplitud y extensión de la población afectada como por la “tecnificación” que este aplicó sobre el terreno, algo nunca visto hasta entonces y que podría considerarse como un hito en materia tan infame.

    En Cuba, la capacidad el Ejército español fue limitada (al occidente de la isla) mientras que en Sudáfrica, las políticas de concentración y destrucción de granjas boers fueron mucho mas amplias e intensas, generales y brutales. Existen muchos testimonios contrastados de la época (en especial los fragmentos que Mark Twain dedicó al conflicto) que muestran aquella especial brutalidad que el imperio británico dedicó hasta someter por completo la región.

    De hecho, los nazis alabaron públicamente las tácticas de Kitchener muchos años después y se basaron (ellos mismos lo afirmaban) en aquel modelo como
    base para el posterior modelo alemán que derivó más tarde en la Solución Final.

    Weyler “…sin haber creado las condiciones para ello, concentró a miles de personas y las llevó a la muerte”, “Murieron más soldados por las epidemias y las enfermedades
    que por heridas de bala. Las epidemias no respetan uniformes”. De esta cita de Andrés Sorel en Las guerras de Artemisa (El olivo azul), puede deducirse
    que los “campos de concentración” de este no eran más que regiones administradas chapuceramente por militares para recluir a la población, algo que se como tantas veces se ha hecho en la Historia y es que si tu política consiste en exterminar o dominar una población autóctona, creo que es importante no matar a tus propios soldados y ahí esta la diferencia, el antes y después las muy incompetentes políticas de Weyler y las novedosas técnicas de Kitchener.

    Como digo, a lo largo de la Historia se han realizado muchas “reconcentraciones” y si afirmamos que lo que hizo la España imperial en Cuba en aquella época se puede denominar “campo de concentración”, entonces bajo ese criterio no lo es menos las políticas que Qin Shi Huang aplicó ya en siglo II a.C a lo largo de su imperio o los romanos en determinadas regiones durante las campañas de Hispania o las Galias o qué decir de algunas “reservas” indias en EEUU…

    Por último, remarcar que las opiniones vertidas en esta web no están sesgadas por prejuicios ideológicos y/o nacionalistas, se exponen las fuentes y los criterios y a partir de ahí todo es discutible con razones objetivas y respetuosas, Piratas y Emperadores no tiene el más mínimo interés en hacer campaña ni a favor ni en contra de ningún nacionalismo.

  3. Menes dice:

    Estoy de acuerdo. El que no se califique la política de Weyler como de “campos de concentración”, es un tecnicismo y una labor que no ha de estar marcada por prejuicios ideológicos o con la necesidad de adaptar lo que pensamos que es o no es una nación con las pruebas y fuentes existentes.

    En definitiva, llamarlo “reconcentración” no es lo mismo que llamarlo “campos de concentración”, lo cual no significa minimizar el papel de España en las atrocidades cometidas pero si significa distorsionar los hechos aunque no se vea o importe la diferencia.

    Por cierto Alex, me parece surrealista que taches de “ultranacionalista” a España a día de hoy, será muchas cosas pero “ultranacionalista”. Según ese criterio , como tendríamos que calificar hoy a Rusia, EEUU o a Turquia…. ¿¿??

  4. Mr.Black dice:

    La reconcentracion de Valeriano Weyler fue peor que los campos britanicos y alemanes, ya que estos si bien poca le daban alguna comida y atencion sanitaria, Weyler solo obligo a las familias a mudarse, reconcentrarse, en los poblados fortificados , impidiendoles sembrar, como reconocio el sustituto del marques, el General Blanco.No existen estadisticas confiables, solo por la diferencia entre los censos se calcula que entre 300 o 400 mil cubanos murieron de hambre y enfermedad.
    La reconcentracion abarco toda la isla de Cuba, ya que mi familia en Camaguey fue reconcentrada.Hay que reconocer la labor de la Cruz Roja americana y la ayuda de las familias españolas de buen corazon que aliviaron la situacion, incluyendo militares españoles que repartian parte de su escaso rancho con los infelices recorcentrados, asi como los atropellos y crimenes contra ancianos ,mujeres y niños que cometian las guerrillas de malos cubanos al servicio de España

  5. levantino dice:

    De nuevo, alabo su excelente trabajo de divulgación histórica y debate y por lo que veo me parece que maneja la información con rigurosidad, imparcialidad y lenguaje accesible para toda persona medianamente educada. Es cierto que el antecedente más remoto de estos infames campos lo debemos a los colonialistas españoles en Cuba, pero sin lugar a dudas fueron los ingleses quienes me refinaron y extendieron la letalidad de esta técnica militar de control social y exterminio. Efectivamente Hitler y los nazis alabaron las tecnología mortífera de los imperialistas británicos como su modelo preferido de dominio de las “razas inferiores” y ejemplo a seguir para aplastar efectivamente a los rebeldes.

    Lean sobre Richard Meinhertzhagen y Winston Churchill y no se extrañarán de los crímenes de la II Guerra Mundial, los hipócritas anglosajones fueron los precursores los nazis sus epígonos. De hecho, los sionistas tomaron nota de ello y lo aplicaron después en la conquista de Palestina de 1948.

  6. Redaccion dice:

    Gracias por tu comentario, levantino. No conocía a Richard Meinhertzhagen, Sería interesante tener alguna fuente sobre el tema. Y efectivamente, toda la razón, los sionistas copiaron mucho de los ingleses (tácticas de guerra, guerrila, contrainsurgencia, explosivos, etc) gracias en parte a la experiencia adquirida en la Legión Judía pero también gracias a toda la maquinaria de la Agencia Judía y otras organizaciones sionistas.

Leave a Reply

Current ye@r *